Estofado de carrilleras o carrillada

La carrillera o carrillada del cerdo o de la ternera está formada por los músculos maseteros también llamados masticadores, situados a ambos lados del hueso mandibular, en los laterales de la cabeza. Es un músculo muy ejercitado, formado por un entramado de fibras musculares y tejido adiposo, lo que le da una textura singular. Pesa aproximadamente unos doscientos gramos.

Ingredientes:

–      1 kg. de carrilleras enteras.

–      1 tomate.

–      1 pimiento.

–      1 cebolla.

–      2 zanahorias.

–      2 hojas de laurel.

–      8 granos de pimienta.

–      Romero.

–      Tomillo.

–      1 Clavo de olor.

–      1 Pastilla de caldo (Avecrem).

–      Azafrán.

–      1 Cabeza de ajos asada.

–      1 Lata de guisantes.

Elaboración:

Salpimentamos las carrilleras, las rehogamos en una olla con un poco de aceite y una vez estén doradas, las apartamos a continuación añadimos el tomate el pimiento la cebolla enteros y las zanahorias en rodajas y rehogamos todo.

Una vez rehogada la verdura volvemos a meter la carne en la olla y cubrimos con agua, añadimos un vaso de vino blanco o tinto, la pimienta en grano, el romero, el tomillo, 2 hojas de laurel y el clavo. Si no nos gusta encontrarnos hierbas sueltas en el guiso todo esto lo metemos en una bolsita de red para cocer especias para que no se suelten, o también podemos cocerlas con un poco de agua en un cazo aparte durante 10 minutos,  después la colamos y añadimos el caldo a la olla. A continuación dejamos cocer durante 15 minutos a fuego medio, sacamos toda la verdura, menos la zanahoria,  y la pasamos por el chino o por la batidora y la añadimos nuevamente a la olla para que siga cociendo durante aproximadamente otros 15 minutos. Agregamos la cabeza de ajos asada (para asarla la podemos tostar en una sartén pequeña dándole vueltas hasta dorarla), una pastilla de caldo (Avecrem),  unas hebras de azafrán o un sobre de colorante alimentario, una lata de guisantes y dejamos unos 10 minutos más o hasta que la carrilleras estén tiernas, que al tocarlas  con una cuchara se partan bien (durante este tiempo hay que controlar el caldo y mover un poco), 5 minutos antes de apagar el fuego le añadimos los guisantes escurridos.

Mientras se terminan de cocinar freímos unas patatas, el grueso depende del gusto de cada cual, las que nos serviran de base para poner encima las carrilleras para servirlas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s