Caldillo de pintarroja

 

caldillo-de-pintarroja-con-logoPocas sopas hay tan malagueñas y populares como esta, que en el hablar malagueño se pronuncia “Cardillo de pintarróa”, entrante habitual en nuestros bares, tapa nacida en las tabernas de los barrios de pescadores donde era muy habitual su consumo  al amanecer, tras la llegada de los barcos, después de la pesca donde los pescadores se encontraban con otros trasnochadores que también habían estado faenando en otros mares, allí coincidían y compartían el “cardillo de pintarróa” muy caliente, unos para entrar en calor rápido después del frio y la humedad nocturnos y los otros para ir atenuando la resaca que estaba por venir, a continuación del caldillo lo habitual es tomarse una vaso de vino por lo general un “pintado” mitad dulce y mitad blanco o seco para amortiguar el calor y el picante,  es frecuente que lo sirvan en tazas de loza blanca o tazas de café y muy picante para que el cliente pida de inmediato “otro pintado”.

Está elaborado con pintarroja (Scyliorhinus canicula), es un pequeño tiburón de la familia Scyliorhinidae, también conocida como lija o pez gato y forma parte junto a otros pescados de lo que los pescadores llamaban bastina, pescado sin valor que se tiraba por la borda.

También lleva almejas que antes era otro producto del mar de los baratos.

Ingredientes:

  • ¼ kg. de pintarroja.
  • ¼ kg. de almejas.
  • 100 grs. de almendras.
  • 6 dientes de ajo.
  • 2 rebanadas de pan del día anterior.
  • 1 guindilla.
  • 1 ½ l. de agua.
  • 1 limón.
  • Comino molido
  • Azafrán o colorante alimentario.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal
  • Pimienta

Preparación:

Para que se depuren las almejas ponlas 2-3 horas sumergidas en agua fría con sal para que suelten la arena.

Para despellejar la pintarroja  la sumerges en agua hirviendo para que sea más fácil quitarle la piel, tras quitársela la lavas con agua fría, después la cortas en trozos de unos 3 cm.

Si no están peladas, pela las almendras escaldándolas unos minutos en agua hirviendo.

En primer lugar vamos a obtener un fumet que nos servirá de base para el caldo. Para ello pondremos a hervir agua con sal donde añadiremos la pintarroja troceada y las almejas en cuanto rompa a hervir el agua.

Mientras que el caldo cuece convenientemente, fríe las almendras, los ajos pelados y el pan. Y en una sartén sin engrasar, tuesta la sal, la pimienta en grano, el comino molido y una guindilla cayena y se lo agregas al vaso de la batidora donde pones las almendras, los ajos y el pan que has frito.

Haciendo uso de un poco del caldo del pescado, bate todos los ingredientes y lo cuelas con un colador para que resulte una pasta fina.

Transcurridos diez minutos desde que rompiese a hervir el caldo con la pintarroja, lo apartas y cuelas para evitar impurezas. Vuelve a colocar en el cazo el caldo pero esta vez con el fondo que habías preparado.

En cuanto que rompa de nuevo a hervir, rectifica de sal y pimienta y añade el zumo del limón. Es conveniente que el caldo quede picantito, pues realza su sabor. Si ves que queda clarito, puedes añadir más pan frito al caldo batiéndolo, obviamente.

Se sirve como he dicho anteriormente en tazas a la que se le añade unos trozos de pintarroja y algunas almejas de las utilizadas para el caldo, acompañada de un trozo de limón. Y que no falte “un pintado”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s